“Ven vestido con tu Aso-ebi”: Las dinámicas de la construcción de identidad y conexiones con el lugar de origen entre los yoruba en Canadá

FEYISITAN IJIMAKINWA  |  15 DE AGOSTO 2020 |  TRADUCIDO DEL INGLÉS  |  ROUTED Nº11

La construcción de la identidad de los migrantes suele ir de la mano de la cultura y la tradición. Tomando el caso de dos grupos sociales de migrantes yoruba en Canadá, este artículo explora el concepto del aso-ebi, la vestimenta tradicional de los yorubas en el sudoeste de Nigeria, y examina cómo estos migrantes hacen uso del aso-ebi como una expresión cultural de su identidad, así como el papel de este para reforzar las conexiones culturales entre estos migrantes y su tierra natal.

 

Entre los yorubas de Nigeria, una de las prácticas culturales más antiguas es el uso del aso-ebi. Traducido literalmente, aso-ebi significa “atuendo familiar”. Se refiere a la uniformidad en el vestido, que se desprende de una tela, un color y un estilo común. El aso-ebi indica relaciones familiares y fraternales, y exclusividad. También visten aso-ebi los grupos, asociaciones y socios. Transmite el espíritu de conexión y cercanía entre quienes lo llevan y marca una identidad diferenciada en ocasiones especiales. Está basado en el concepto yoruba de ebi (parentesco), con lo que llevar un atuendo o color común diferente de los demás asistentes es un símbolo de relación, especialmente con el anfitrión del evento. Atrae un trato especial por parte de todos los presentes, como obtener los mejores asientos y reconocimiento en la celebración, y es una garantía de recibir comida y bebida de primera calidad. Normalmente, antes de la fecha del evento, el anfitrión u organizador compra una gran cantidad de la tela elegida, y la vente a su vez a un precio ligeramente más alto que el del mercado, con vistas a obtener un beneficio económico. Los invitados, aunque son conscientes del precio inflado, no suelen romper la norma cultural no escrita de la explotación del aso-ebi por respeto al anfitrión u organizador. Algunos ven esto como una forma indirecta de apoyar al anfitrión.

Los migrantes yorubas en la diáspora han continuado la práctica de llevar el aso-ebi en ocasiones especiales y sigue siendo una de sus señas de identidad más duraderas. Egbe Omo Alare es una asociación de migrantes ijebus asentados en la ciudad de Vancouver, Canadá. Los ijebus son un subgrupo de la etnia yoruba, divididos entre dos estados, Ogun y Lagos, en Nigeria. La lengua y la cultura comunes son la base de su fraternidad en Vancouver. En sus eventos sociales, los miembros del grupo suelen vestirse con su atuendo uniforme, llamado también aso-egbe (vestimenta de grupo). Aunque la tela elegida no suele estar fabricada personalmente para ellos, llevar el aso-ebi en los eventos sociales del grupo es la identificación principal de los miembros de la asociación. Los miembros ven esto como una forma única de mantener su conexión cultural con el lugar de origen y proyectar su identidad singular en un país multicultural como Canadá.

Debido a las influencias y transmisiones transculturales, el aso-ebi ha experimentado una transformación significativa. Ahora está adaptado para incluir, entre otras cosas, colores comunes y distintos estilos o prendas hechos de telas diversas. En la actualidad, el aso-ebi entre los migrantes yorubas en Canadá ya no consiste en el conjunto completo de prendas, sino que se ha reducido a algunos elementos sencillos, como el gele (tocado), el ipele (pañuelo) y la fila (gorro). El objetivo es poder compartir la tela con el mayor número de personas posible, especialmente en situaciones en las que el comprador tal vez no esté en condiciones de adquirir el conjunto completo. Además, las nuevas generaciones de migrantes, hijos de los miembros de Egbe Omo Alare, van integrándose poco a poco a la cultura del aso-ebi. Su integración se construye sobre la apreciación de la belleza y el significado comunitario de estos adornos. En 2018, el grupo organizó una competición de moda y diseño entre los hijos de los miembros de entre 13 y 18 años. Competían para confeccionar distintos vestidos africanos a partir de telas de Ankara y luego exponían sus diseños. Esto generó entusiasmo entre los jóvenes, que veían que su vestimenta tradicional podía adaptarse a la moda contemporánea. Según Yinka Osilaja, miembro del grupo, los jóvenes crearon distintos diseños e hicieron prendas como chaquetas, faldas, pantalones y vestidos combinando telas de aso-ebi de Ankara con otros tejidos como tela vaquera, poliéster y algodón. Esta hibridación es común entre los diseñadores, estilistas, aficionados de la moda e incluso famosos tanto en Nigeria como en el extranjero.

 

Para los miembros del Orisun Club, un grupo sociocultural yoruba compuesto por migrantes del subgrupo de Ibadán en la tribu yoruba, utilizar el aso-ebi en eventos especiales como cenas, bodas o celebraciones de cumpleaños pone de relieve la importancia de esta práctica cultural, especialmente los valores familiares en que se basa. El aso-ebi del grupo está hecho de ofi, una tela local tradicionalmente fabricada en algunas áreas de Yorubalandia. Los estilos, diseños y prendas individuales creados con el ofi no son necesariamente uniformes, pero eso no resta a la singularidad y los rasgos comunes del color y la tela, elementos fundamentales del aso-ebi como concepto cultural. Uno de los directivos del club, Kehinde Olagbemi, señaló que el ofi, también empleado en el aso-egbe, es la tela tradicional yoruba más reconocida y refuerza la identidad de los miembros como nativos de Ibadán, considerada la capital cultural y política de Yorubalandia. Para ellos, llevar el ofi marca otra forma de identidad exclusiva dentro de un medio multicultural más amplio, con lo que los miembros pueden llevar este atuendo a eventos de dentro y fuera del club, incluso si el anfitrión ha elegido otro aso-ebi específico para el evento.

Estas modificaciones han permitido a los migrantes mantener sus conexiones culturales y familiares lejos de su tierra natal. También han ayudado a los inmigrantes de segunda generación (incluso a los que no han tenido ningún contacto directo con el lugar de origen) a abrazar la cultura de sus padres. Estos jóvenes nigeriano-canadienses han adoptado la noción del aso-ebi y le han insuflado su propio estilo, creatividad e ideas, convirtiéndolo en un concepto híbrido con un atractivo más amplio para distintas generaciones. Dentro de Nigeria, otros grupos étnicos distintos de los yorubas están familiarizados desde hace mucho con el concepto del aso-ebi, y emplean telas locales tradicionales para confeccionarlos reflejando sus propios gustos tribales únicos; en la diáspora, el aso-ebi se ha adoptado como un marcador de la identidad común nigeriana.

Feyisitan Ijimakinwa

Feyisitan Ijimakinwa escribe desde el Instituto de Estudios Africanos de la Universidad de Ibadán, Nigeria. Le interesan las migraciones medioambientales, así como las construcciones de la identidad de los migrantes y las conexiones con sus lugares de origen.

Otros artículos

Henrietta Eshalomi -Banga.jpg

“El poder de la banga”: La comida como conector cultural entre los migrantes y su tierra de origen

Oluwasegun_%C3%A2%C2%80%C2%93_Afro-Londo

Recuerdos, nostalgia y aculturación en Afro-London Wahala

Richard Anyah - Micra by Tope Ajayi S.jp

Teorías del fin de los tiempos: Las teorías de la conspiración del COVID-19 y la movilidad de los trabajadores en Ibadán

 2020, Routed Magazine   |   Creative Commons BY-NC-ND 4.0   |   Privacidad