Confinamiento en India: El éxodo como expresión de descontento

MANISH MASKARA  |  20 DE JUNIO 2020  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS  |  ROUTED Nº10

Éxodo de trabajadores migrantes con el confinamiento en India. Fotografía de Balouriarajesh en Pixabay.

La presencia cotidiana de trabajadores migrantes en las ciudades de India habría pasado desapercibida si no hubiera sido por el confinamiento del COVID-19. Lo que siguió a la declaración súbita de uno de los confinamientos más estrictos del mundo fue la crisis de los millones de trabajadores migrantes que, tras perder sus empleos, ser desahuciados de sus lugares de estancia y no tener qué comer, se marcharon caminando desde la región de Nueva Delhi hacia sus pueblos de origen, en lo que ha denominado también “la mayor tragedia creada por el hombre”.

El éxodo de los trabajadores migrantes de la ciudad como una forma de reacción, como expresión de su descontento, no es sorprendente. Esta forma de movilidad espacial de masas ha sido utilizada por trabajadores migrantes en el pasado reciente en escenarios similares o diferentes, tanto en respuesta a decisiones tomadas por el Estado como por la falta de estas.

Los trabajadores migrantes en India viajan desde sus pueblos remotos a ciudades lejanas, recorriendo una distancia que puede ir desde las 10 hasta las 1500 millas. De esta manera, recurren proactivamente al éxodo desde sus pueblos para ganarse la vida. Sin embargo, en la ciudad, donde trabajan como obreros, vendedores ambulantes, empleados de hotel o guardas de seguridad, continúan dependiendo de contratos laborales inseguros, cobran sueldos irregulares o con retraso, y viven en condiciones precarias.

En 2016, el anuncio del gobierno indio de una política de desmonetización que ilegalizaba los billetes existentes y la introducción de un impuesto a los bienes y servicios como nueva política fiscal afectaron a los trabajadores migrantes, dependientes del dinero en efectivo en su día a día. Como resultado, el anuncio repentino se tradujo en un éxodo de las principales ciudades de destino en India, después de haber perdido sus empleos urbanos.

De manera similar, en 2008 muchos trabajadores migrantes de estados del norte de India como Bihar y Uttar Pradesh se marcharon de ciudades como Nasik, Pune y Mumbai en Maharashtra. Este éxodo se produjo después de que el gobierno del estado acusase a los migrantes de quitar los empleos a los trabajadores nativos. Antes de 2008, fueron los trabajadores de lengua tamil del sur de India los que tuvieron que huir del estado por las mismas razones, sintiendo que ya no eran bienvenidos.

Además de estos éxodos, recuerdo otros dos acontecimientos que surgieron debido de la falta de acción por parte del estado en las ciudades de Karnataka y Gujarat. En 2012, los rumores de violencia dirigida a los trabajadores migrantes del Noreste los impulsaron a huir de la ciudad de Bengaluru, en el estado de Karnataka. En un suceso similar, ocurrido ya en 2018, a raíz de rumores de crímenes y violencia, los trabajadores de Bihar y de Uttar Pradesh huyeron de las ciudades del estado de Gujarat. Más adelante, el gobierno de Gujarat también introdujo medidas políticas limitando los empleos para trabajadores migrantes en las ciudades.

Es a la luz de los episodios de éxodo anteriores que debemos entender el éxodo del confinamiento del COVID-19. El confinamiento, como otras condiciones anteriores desencadenantes de éxodos, ha acentuado la incertidumbre cotidiana de los trabajadores migrantes, y ha agravado sus temores y su inseguridad laboral. No solo en la región de Nueva Delhi, sino también en ciudades como Mumbai, Surat, Hyderabad, Kerala o Bengaluru, los trabajadores migrantes expresaron sus demandas persistentes de regresar a casa a través de formas de protesta tanto silenciosas como violentas. De hecho, los trabajadores migrantes their prefirieron regresar antes que quedarse incluso cuando los gobiernos de Gujarat, Maharashtra, Karnataka y Telangana trataron de detener su retorno a las aldeas.

El éxodo como acto ha sido estudiado y encuentra un sentido también en los trabajos académicos. Por ejemplo, el éxodo de los trabajadores migrantes encuentra resonancia en las investigaciones de James C Scott sobre la acción de retirada de los campesinos en un pueblo en Malasia. De manera similar, Ravi Ahuja otorga importancia al empleo de la retirada colectiva de los campesinos como su último recurso contra la opresión. Durante el Raj británico en India, la emigración de los pueblos a través de contratos de servidumbre también se veía como una oportunidad para los indios emprendedores. En el contexto actual de migración laboral, Jan Breman, a partir de sus décadas de experiencia trabajando con migrantes laborales en Gujarat, describió los movimientos frecuente de los trabajadores entre pueblo y ciudad como una forma de protesta. Chinmay Tumbe, a su vez, observa que la seguridad económica atrae a los trabajadores migrantes a la ciudad, mientras que la seguridad social de los pueblos los empuja a regresar a ellos.

Si bien India ha sido testigo de un éxodo masivo desde las ciudades, el debate se ha girado ahora hacia el regreso de los trabajadores migrantes a la ciudad una vez que se levante el confinamiento. De hecho, los trabajadores han comenzado su éxodo de retorno a la ciudad. Lo que queda claro es que los trabajadores migrantes, como en el pasado, han empleado en repetidas ocasiones el éxodo para actuar proactiva o reactivamente en tiempos de crisis y de calma. Aunque el éxodo reciente ha sido recibido con simpatía y preocupación, por un lado, y criminalización por otro, también ha sido percibido como una expresión de la profunda desconfianza de los trabajadores migrantes hacia el Estado. En última instancia, la historia nos enseña que cuando los trabajadores migrantes en las ciudades tienen experiencias amargas con el Estado, recurren a abandonar la ciudad; y el ejemplo actual no es una excepción.

Manish Maskara

Manish Maskara está realizando un doctorado de Estudios de Desarrollo en SOAS, Londres. En su investigación, examina la cuestión de la formación de clase para los trabajadores migrantes, a partir del caso de las luchas de los trabajadores migrantes bihari en India. De manera más amplia, le interesa implicarse en cuestiones relacionadas con formas emergentes de política y conflicto laboral, en particular las de los trabajadores migrantes, sus formas de sustento, sus luchas cotidianas ligadas a estas, y su relación con las prácticas del desarrollo.

Twitter: @maskaramanish25

Otros artículos

(Max) BNeis, barb et al_May2020[1] (1)S.

COVID-19 y la mano de obra móvil de Canadá

(Fiona) Debarati Choudhury - Photo by to

Trabajadores migrantes durante el confinamiento del coronavirus: El sector no agrícola en India

IP

Desvelando el régimen fronterizo europeo: Reseña de The Migrating Image, de Stefan Kruse

 2020, Routed Magazine   |   Creative Commons BY-NC-ND 4.0   |   Privacidad