2020, Routed Magazine        Creative Commons BY-NC-ND 4.0   |   Privacidad   |  

Una piruleta virtual para mi nieto

Sulette Ferreira  |  14 de febrero 2020

Cuando nace un niño, también lo hace un abuelo. La transición para ganarse el título honorable de abuelo o abuela suele ser percibido como uno de los momentos más significativos y emocionantes de la vida, una importante experiencia de afirmación vital. Sin embargo, el anuncio extraordinario de que vas a ser abuelo puede verse empañado por la tristeza, especialmente cuando los futuros padres – tus hijos – viven en otros continentes, o en zonas horarias distintas. Mantener las relaciones intergeneracionales puede ser difícil, ya que la emigración tiende a debilitar los lazos familiares y alterar las relaciones entre generaciones.

En el mundo interconectado de hoy en día, la emigración ha crecido de manera notable. Sudáfrica no es una excepción: ha perdido muchos ciudadanos con la emigración, especialmente en las últimas dos décadas. Según David Buckham, unas 23000 personas emigran cada año de Sudáfrica. Puede deducirse de estas estadísticas que un número significativo de padres y abuelos quedan atrás después de que sus hijos adultos emigren, y los abuelos tienen que hacer frente al desafío de ser abuelos transnacionales.

La implicación de los abuelos en la vida de sus nietos está positivamente relacionada con el bienestar general de ambos. Cuidar de los nietos ofrece a los abuelos, especialmente a las abuelas, la oportunidad de entregarse a una relación de naturaleza única. Una abuela describió así su papel:

“... tienes un nieto, que puedo asegurarte que es la mayor ventaja de todas. No quieres a tu nieto más que a tus hijos; tu cariño por tu nieto es una forma indescriptible de saber que este es el hijo de tu hijo, y todo lo que quieres darle es amor. Eso es por lo que los abuelos tienen que estar ahí, porque te dan la piruleta cuando mamá dice que el azúcar es malo para los dientes. Ese es tu papel, la piruleta; y eso es lo que me han arrebatado”.

Cuando tus nietos viven cerca de ti, y sus padres deciden emigrar, te queda una sensación de vacío. Los sentimientos de pérdida se experimentan a muchos niveles. Como abuelo, tienes miedo de perderte las fases importantes de la vida, e incluso las aventuras del día a día. El vínculo ya se ha formado y su partida física es un recordatorio doloroso de que la vida no es siempre justa. La incertidumbre de la situación es difícil de aceptar. Se desprenden de tu vida y te conviertes en la abuela que vive muy, muy lejos. La frecuencia del contacto puede disminuir, pero la cercanía emocional persiste, por lo que necesitas tener un contacto regular para mantener vivos los recuerdos.

La calidad de la relación entre abuelo y nieto depende del contacto frecuente. La distancia geográfica, uno de los indicadores más sólidos de contacto entre abuelos y nietos, tiene un gran impacto sobre la implicación emocional entre generaciones. La posibilidad de tener una relación sustancial con un nieto está muy vinculada al contacto constante entre las tres generaciones: los padres/abuelos que han quedado en el país de origen; el hijo adulto que ha emigrado; y el nieto.

Los padres que emigran, especialmente la madre, hacen de puente que comunica a los abuelos que han quedado atrás con los nietos, alentando u obstaculizando la interacción entre ellos. Se dice que la madre del nieto es la llave de paso y el eslabón más importante que conecta con el niño. Especialmente en familias transnacionales, el papel de la madre es el de iniciar y preservar el contacto entre generaciones. La calidad de la relación entre los padres emigrantes y los abuelos determinará en qué grado el nieto va a mantener el contacto con sus abuelos, y la actitud que va a tener hacia ellos. Es casi imposible que una abuela pueda desarrollar o mantener una relación con sus nietos y ser parte de sus vidas si la persona que articula el contacto impide la comunicación y el contacto frecuente. Para mantener a la abuela conectada a la familia, es esencial enviarle fotografías de los nietos y compartir con ella sus actividades diarias y los hitos importantes.

¿Cómo le puedes dar una piruleta a tu nieto si estáis a continentes de distancia? Para disfrutar plenamente de las ventajas de una relación cercana de cariño con los nietos, la proximidad física es insustituible. Las visitas, en la medida que sean posibles, son fundamentales. Te permiten ser parte del nuevo mundo de tu nieto y crear nuevos recuerdos. También te ayudan a formarte una idea de cómo es el nuevo entorno de tu nieto. La otra alternativa es la comunicación por internet. Es imperativo que los abuelos se familiaricen con las nuevas tecnologías de la información, como el correo electrónico, Skype, WhatsApp y FaceTime, para desarrollar las habilidades necesarias para comunicarse con sus nietos. Las diferencias horarias, sin embargo, reducen la espontaneidad de la interacción y requieren de planificación anticipada. Una abuela que está conectada puede ser innovadora y creativa utilizando su ordenador para enseñar una receta familiar para hacer tortitas. Establecer un ritmo para hacer actividades como leer juntos todas las semanas a la misma hora puede crear continuidad. 

A través de los vínculos intangibles de la conectividad, las piruletas pueden a veces enviarse de forma virtual. Cada abuelo encuentra su propia manera de mantener la conexión, y superar el desafío de compartir su afecto por sus nietos. A pesar de ser abuelos transnacionales, el título honorable de abuelo siempre permanece.

Sulette Ferreira

Dr Sulette Ferreira (PhD) es investigadora social en el sector privado en Sudáfrica, especializada en el impacto emocional de la emigración. En la última década, han emigrado muchos adultos sudafricanos, dejando atrás a sus padres mayores. Como consecuencia, muchos de estos padres experimentan una pérdida ambigua – un tipo de pérdida que con frecuencia no se reconoce. La emigración es un fenómeno psicológico y sociocultural complejo que tiene un impacto inmenso solo en el emigrante, sino también en aquellos que se quedan, que tienen que enfrentar las consecuencias de esta partida.

Profesional sanitaria registrada, se dedica a la orientación sobre el duelo y el dolor, enfocada en la terapia post-emigración. Investiga apasionadamente la transnacionalidad y el efecto de esta en las relaciones intergeneracionales en las familias. Compartiendo este conocimiento en artículos y talleres, crea conciencia entre la población en general sobre este fenómeno creciente.

Otros artículos

Sara Eltokhy - cover photoS.jpg

Construir redes para la maternidad: Las experiencias de jóvenes madres refugiadas sirias

Marie Fally et. al Path B_W_photo credit

Fortaleza por obligación: El amor materno en circunstancias de exilio y desplazamiento

Pomegranates Tom-min.jpg

La política de la diáspora kurda en Birmingham